jueves, 13 de octubre de 2011

¿Estamos en el mejor momento de la historia para ser periodista?

Las noticias del sector de la prensa son desoladoras. La crisis económica unida a la gremial está dejando a miles de periodistas en paro y hay decenas de medios de comunicación que han tenido que cerrar. A ellos se sumarán otros muchos por un cambio inevitable en la industria. Tendrá que haber una reconversión, la rentabilidad de los medios cambiará, pero también podemos estar viviendo el mejor momento de la historia para ser periodista.

Esta idea es la que plantea hoy Josh Catone en Mashable. Si lo que busca un periodista es ser leído, en ninguna otra época lo habría conseguido como ahora. "Hay más acceso a todos los medios, lo que quiere decir que más población tiene la oportunidad de estar informada. En lugares donde la gente vive bajo regímenes opresivos, como Egipto, la democratización de los medios ha dado esperanzas para una sociedad más libre. Las herramientas digitales que ahora existen facilitan hacer el trabajo periodístico con más profundidad. Los errores pueden ser corregidos en tiempo real y las historias pueden ser actualizadas conforme suceden", cuenta en su artículo. Ponemos un ejemplo en España. El País, el periódico líder en ventas, era leído hace unos años por poco más de dos millones de personas. Ahora, con Internet, gana mucho menos dinero, pero es leído por más de el doble de público.

También explica Catone la otra cara de la moneda de esta nueva era, que es la que pone en duda el futuro del periodismo y lo sitúa en riesgo de muerte: "El crecimiento de los blogs y del social media significa que el periodismo está en manos de la gente y que hay un riesgo de que todas esas voces se ahoguen entre ellas. Distinguir realidad de ficción puede ser más difícil y los estándares de ética e integridad periodística pueden haber caído por el camino. La información puede ir tan rápido que no de tiempo a ser correctamente verificada e investigada".

Pone un mismo ejemplo como lo mejor y lo peor que le está pasando al periodismo. En un tweet, Mashable se equivocó en una cifra y escribió billones en lugar de millones. En poco tiempo, muchos medios se habían hecho eco de esa información, había llegado mucho más lejos de lo que un simple periódico puede difundir una noticia, pero a la vez se había expandido rápidamente un dato falso.

El reto para los periodistas es adecuarse a este nuevo paradigma, saber jugar su papel, ser referencia de la información contrastada y veraz (independientemente de que también se pueda encontrar en blogs de no profesionales), aprovechar la enorme difusión de las redes sociales sin ser engullido por ellas.

1 comentario:

  1. No veo en que sentido la rapida expansion de un dato falso es algo nuevo. Ese efecto siempre ha existido, el periodismo es difundir informacion, y siempre se ha hecho de la forma mas rapida posible.

    Antes un dato falso se difundia en un dia a todos los medios, ahora tarda menos, pero no nos llevemos a enganyo, el mismo que ha cometido mashable lo han cometido regularmente todos los grandes medios escritos de forma semi-regular.

    He tenido entrevistas donde un dato que el periodista ha cogido mal y que durante la revision (cuando la ha habido) mencionamos explicitamente, y que aun asi se ha publicado erroneamente, y que ha salido republicado (erroneamente, por supuesto) en varios periodicos. Este tipo de errores no son exclusivos de los blogs.

    ResponderEliminar