miércoles, 23 de noviembre de 2011

Cómo está cambiando Internet la forma de construir informaciones

Internet no solo ha cambiado la forma de consumir información, también de construirla. La prensa escrita tenía tradicionalmente unas reglas básicas para construir una noticia. Dos de ellas eran buscar un titular que cuente lo máximo de la información en el mínimo espacio y un primer párrafo que dejase una idea de todo lo que se contaba a continuación (respondiendo a las preguntas qué, quién, cómo, dónde, cuándo) para que el lector siguiera leyendo si le interesaba.

La idea era facilitar la vida del lector partiendo de la base de que no se iba a leer toda la información. "¿Quién demonios lee el segundo párrafo?", era la famosa pregunta de la película Primera Plana, de Billy Wilder. Entonces no se sabía qué leían los lectores y qué no, cuáles eran las noticias más exitosas del día entre el público. Ahora, en Internet, esto se conoce, y ha cambiado algunas reglas.

Si antes un titular tenía que sintetizar todo, ahora está cada vez más de moda hacerlos con gancho para que insinúen, pero no aclaren. Las informaciones se convierten en una suerte de género de ficción en la que no se cuenta el final para que el lector haga clic, la noticia cuente como leída y el medio anote más páginas vistas.

También se ha convertido en gancho la fotografía. Medios tradicionalmente serios lucen cada vez más en sus versiones de Internet imágenes de personas ligeras de ropa con el objetivo "pincha-pincha". Y lo consiguen. Si se comprueban las noticias más leídas, muchas tienen un número de impresiones directamente proporcional a la cantidad de carne de la foto o al contenido sexual del titular. El día de las elecciones generales en España, la noticia más leída de El País se titulaba "Serás mi puta". Ha rozado las 900.000 visitas, algo realmente notable.

La fotografía también se presta a la insinuación. Nos cuenta el periodista Héctor M. Garrido, que ha trabajado en varios medios digitales que está estadísticamente comprobado el éxito de visitas de las fotos que cortan a sus protagonistas justo por encima del escote, de forma que no queda claro si al pinchar, se verá algo más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada