miércoles, 9 de noviembre de 2011

Obligados a hacer malas notas de prensa

A todos los periodistas que lleven un tiempo trabajando les han pensado alguna vez: ¿Cómo puede estar tan mal hecha esta nota de prensa? Muchas veces la respuesta será que quien la hace no da más de sí. Pero en otras, los que las escriben tienen consignas concretas para que sean una porquería, les ordenan hacer justo lo contrario de lo que nosotros consideramos clave para hacer buenas notas de prensa.

Nos lo contaba el otro día una periodista que había trabajado en medios de comunicación y que ahora se encuentra en el gabinete de prensa de un organismo público que no nombraremos. Explicaba que hay unas reglas fijas que seguir, independientemente de lo que se escriba, que tienen que cumplirse siempre, lo que hace que la mayoría de los textos que escribía, le parecían infumables a ella misma.

"Cuando quieres hacer un titular más atractivo o un arranque de la nota de prensa algo más creativo, para atrapar la atención del periodista y de quien lea la nota de prensa, te frenan. Te dicen: esto tiene que ser así, así y así, con el nombre de la institución en la primera línea. No se dan cuenta de que esto muchas veces va a causar más rechazo en los receptores", aseguraba esta periodista.

La fijación por empresas e instituciones por hacer propaganda sobre sí mismas se vuelve muchas veces en su contra. Lógicamente una nota de prensa trata por lo general de vender virtudes de quien las genera. Muchas veces, además, son interesantes para el resto de la sociedad. Si nos centramos mucho en vender virtudes y poco en contar el mensaje interesante que tenemos que dar, lo que vamos a conseguir es que nadie nos publique. Es mejor que el nombre de nuestra marca esté fuera de un futuro titular de prensa a que no salga por ningún lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada