jueves, 31 de mayo de 2012

Se puede vivir de un medio hiperlocal

Crear un medio hiperlocal tiene algunas ventajas y un gran inconveniente: es difícil vivir de ello. Esto eclipsa bondades como pueden ser que no hacen falta muchos medios ni personal para crearlo, que es relativamente accesible para cualquier profesional trasladar a los vecinos la información más cercana a través de una web.

Pero si se da en la tecla es posible hacer de un medio hiperlocal un medio de vida, como les sucede a los creadores de ZonaRetiro, que cubre los alrededores de este parque madrileño y del barrio de Salamanca. Combinar una estrategia comercial cercana con los contenidos es lo que ha propiciado que sus dos fundadores se ganen la vida con esta web.


A pesar de todo, aunque parece que hay un cierto auge de medios hiperlocales, hay que tener presente que no todos los modelos funcionan; hace a penas unos meses dos de ellos fracasaron también en Madrid. El número de visitas que cosechan, por su propia naturaleza, les impide vivir de la publicidad de Google, por ejemplo, que es la que recauda dinero para muchas startups. Por eso la parte comercial es casi más importante que los propios contenidos. Hay que tener un contacto directo con los comerciantes y empresarios de la zona y concienciarlos de los beneficios que pueden tener llegando al público del barrio.

Veamos la experiencia exitosa de ZonaRetiro tras poco más de un año de su lanzamiento con las respuestas de su director, Gustavo Bravo.

¿Cuándo y cómo surge ZonaRetiro?
ZonaRetiro, como otros diarios hiperlocales que nacieron antes que nosotros en Madrid, responden a una nueva idea de periodismo bastante extendida en EE UU: hacer periódicos dirigidos a los vecinos de un gran barrio de una gran ciudad. Uno de mis preferidos es el West Seatle Blog, desarrollado por una pareja (profesional y sentimental) de periodistas. Aunque su diseño no es muy elaborado, sus contenidos son maravillosos. Periodismo veraz y práctico al servicio de los ciudadanos. ZonaRetiro surge de manera parecida. Se juntaron las ganas de emprender un diario madrileño con el hastío que nos producía la situación actual del periodismo. Editorialmente no tiene nada de revolucionario. Hacemos periodismo (del de toda la vida) dirigiéndonos a un nicho de mercado particular (los vecinos de Retiro y Salamanca). Sólo en lo que respecta a la publicidad es más novedoso. Damos espacio y servicios a anunciantes que de otro modo no podrían darse a conocer.

¿Cuántas visitas tenéis?
Este mes hemos superado los 30.000 lectores así que hemos marcado un nuevo hito en nuestras estadísticas. Seguramente terminemos mayo con más de 35.000 usuarios únicos (certificados por Google Analytics)

¿Editáis números en papel además de la web?
Nos encantaría, dado que Madrid –y sobre todo el distrito Salamanca– tiene una población muy envejecida y muchos de nuestros vecinos no conocen nuestro medio por publicarse exclusivamente en internet. Nos gustaría lanzarnos a la aventura de imprimir en un futuro, quizá de forma mensual, quincenal o semanal, pero ahora mismo –dada la coyuntura económica– sería un suicidio empresarial.Tampoco creo que nuestros anunciantes saliesen muy beneficiados. Imprimir es muy costoso y mucho menos dinámico que internet. Creo firmemente en nuestro modelo de publicidad y en nuestro modelo de periódico fundamentado en la sostenibilidad.

¿Cuántos vivís profesionalmente de ZonaRetiro? 
ZonaRetiro es un proyecto fundado por dos periodistas que se dedican a él a tiempo completo. Por el momento hemos conseguido que sea rentable para nosotros mismos; aunque tampoco hemos considerado la posibilidad de crecer más de lo que ya lo hemos hecho. Queremos crecer en lectores dentro del barrio pero no aspiramos a expandir ZonaRetiro a otros barrios ni a tener una redacción mucho más amplia. Contamos con colaboradores puntuales para acciones concretas a las que nosotros solos no llegamos, pero por lo general somos autosuficientes.


¿Podéis remunerar a esos colaboradores? 
Algunos de nuestros colaboradores son profesionales remunerados, otros son colaboradores altruistas y también hemos tenido periodistas en prácticas. Como cualquier otro periódico, supongo. 


¿Cuánto tiempo tardasteis en vivir de ello?
Exactamente un año. El plazo que nos dimos para crecer, conseguir una masa crítica de lectores y empezar a buscar anunciantes. Ha sido un primer año tan duro como maravilloso que ha dado sus frutos.

¿Cómo funciona la publicidad? ¿Tenéis comerciales o lo gestionáis vosotros mismos? 
En lo que respecta a la publicidad, es sin duda lo más novedoso de nuestro proyecto. El modelo está íntegramente diseñado por nosotros y somos nosotros los que mejor lo conocemos y los que lo adaptamos a cada cliente. Por otra parte, si te contara cómo funciona nuestro modelo sería como desvelarte nuestra pócima secreta.

¿Están contentos los anunciantes, tiene éxito esa publicidad de cercanía?
Sin duda, ya que todos los anunciantes que han empezado con nosotros han decidido continuar. No es que la publicidad sea de cercanía, lo que es de cercanía es el medio. Si tienes un negocio local no tiene mucho sentido que lo anuncies de forma nacional. Nuestros anunciantes aprovechan nuestra segmentación de la audiencia y nuestros conocimientos en comunicación para hacer campañas lo más económicas y optimizadas posibles y que además dan resultados porque calan realmente en la audiencia.

¿Cómo usáis las redes sociales?
Las gestionamos nosotros mismos. De hecho, yo fui el encargado de desarrollar toda la comunidad y la estrategia social de El Confidencial durante dos años y medio. Para nosotros son uno de los cuatro pilares del periódico, junto con la información, el cuidado de los recursos audiovisuales y el posicionamiento en buscadores.

¿Qué le recomendarías a alguien que quiera crear un medio hiperlocal?
Que tenga paciencia, las cosas claras y muchas ganas. Emprender es como surfear en el mar. Muchos se ciegan con llegar a la orilla lo antes posible y se pierden la verdadera experiencia: dominar las olas. Los que trabajan duro y se adaptan a las corrientes siempre llegan a la orilla, antes o después.

lunes, 28 de mayo de 2012

Los periodistas sólo saben contar hasta diez

Cada vez es más raro oír en radio o televisión a un periodista (o no periodista, pero aquí estamos a lo que estamos) que utilice los números ordinales cuando pasan del décimo. En retransmisión de la final de la copa del Rey se oyeron cosas como que era "la veintiséis victoria" en este trofeo del Barcelona o "el quince título de Guardiola como entrenador" del equipo.

Y esto se ha convertido en la norma. Da la impresión que los periodistas se saben del primero al décimo, pero se pierden cuando llega el undécimo.

Peor todavía son los muchos que a partir del décimo dejan de usar ordinales para usar fracciones y el lugar del duodécimo dicen el doceavo, lo que ya no solo es un error, sino un concepto totalmente distinto.

¿Tan difíciles son los ordinales? Vale que si se quiere decir que se trata del 102º (centésimo segundo) o del 63º (sexagésimo tercero) puede resultar algo lioso. Pero ¿de verdad no podemos ir más allá del décimo?

Todavía hay quien se extraña de la mala fama que tenemos los periodistas cuando en una de las habilidades que se nos suponen, el manejo correcto de la lengua, no llegamos a conceptos que se enseñan en Primaria.

Quienes se ponen delante de un micrófono se harían un gran favor a sí mismos y a la profesión si echasen un vistazo a este listado, cortesía de la Wikipedia.

1.º: primero
1.er: primer (apócope delante de un nombre masculino singular)
1.ª: primera
2.º: segundo
2.ª: segunda
3.º: tercero
 3.er: tercer (apócope delante de un nombre masculino singular)
3.ª: tercera
4.º: cuarto
4.ª: cuarta
5.º: quinto
5.ª: quinta
6.º: sexto
6.ª: sexta
7.º: séptimo
7.ª: séptima
8.º: octavo
8.ª: octava
9.º: noveno (a veces nono, como en nonagésimo nono, 99.º:)
9.ª: novena (a veces nona, como en nonagésimo nona, 99.ª:)
10.º: décimo
10.ª: décima
11.º: undécimo
11.ª: undécima (antes decimoprimer(o/a) se consideraba incorrecta,4 pero el Diccionario de la Real Academia Española ya acepta esta variante.5 6 )
12.º: duodécimo
12.ª: duodécima (antes decimosegund(o/a) se consideraba incorrecta,7 pero el Diccionario de la Real Academia Española ya acepta esta variante.8 9 )
13.º: decimotercero (o décimo tercero)
13.er: decimotercer (apócope delante de un nombre masculino singular) o décimo tercer 13.ª: decimotercera (o décimo tercera).
14.º: decimocuarto (o décimo cuarto)
14.ª: decimocuarta (o décimo cuarta)
15.º: decimoquinto (o décimo quinto)
15.ª: decimoquinta (o décimo quinta)
16.º: decimosexto (o décimo sexto)
16.ª: decimosexta (o décimo sexta)
17.º: decimoséptimo (o décimo séptimo)
17.ª: decimoséptima (o décimo séptima)
18.º: decimoctavo (o décimo octavo)
18.ª: decimoctava (o décimo octava)
19.º: decimonoveno (o décimo noveno o décimo nono)
19.ª: decimonovena (o décimo novena o décimo nona)
20.º: vigésimo
20.ª: vigésima
30.º: trigésimo
30.ª: trigésima
40.º: cuadragésimo
40.ª: cuadragésima
50.º: quincuagésimo
50.ª: quincuagésima
60.º: sexagésimo
60.ª: sexagésima
70.º: septuagésimo
70.ª: septuagésima
80.º: octogésimo
80.ª: octogésima
90.º: nonagésimo
90.ª: nonagésima
100.º: centésimo
100.ª: centésima
200.º: ducentésimo
200.ª: ducentésima
300.º: tricentésimo
300.ª: tricentésima
400.º: cuadringentésimo
400.ª: cuadringentésima
500.º: quingentésimo
500.ª: quingentésima
600.º: sexcentésimo
600.ª: sexcentésima
700.º: septingentésimo
700.ª: septingentésima
800.º: octingentésimo
800.ª: octingentésima
900.º: noningentésimo
900.ª: noningentésima
1.000.º: milésimo
1.000.ª: milésima
1.000.000.º: millonésimo
1.000.000.ª: millonésima

lunes, 7 de mayo de 2012

El blog de PressPeople cumple un año

Hoy hace un año desde que publicamos la primera entrada en el blog de PressPeople. Desde entonces, hemos escrito casi un centenar de artículos en los que hablamos sobre periodismo, comunicación, empleos en el sector...

Os dejamos aquí nuestras diez entradas preferidas y el porqué.


  1. Tutorial para hacer notas de prensa. Porque si los gabinetes de prensa siguiesen estas pautas, el trabajo de todos sería más fácil, nuestros correos recibirían menos spam y ellos, en nuestra opinión, tendrían más éxito a la hora de difundir su mensaje.
  2. La perversión del término "fuentes" en el periodismo. Porque la profesión lo está pasando mal y los periodistas tenemos que intentar dignificarla. Y para eso debemos ser rigurosos y honestos llamando a las cosas por su nombre.
  3. Medios de comunicación cerrados durante la crisis. Porque es un referente de cómo está sufriendo la profesión durante esta crisis (económica y de modelo).
  4. Nuevos medios de comunicación nacidos durante la crisis. Porque han cerrado muchos, pero también hay muchas nuevas aventuras que conviene seguir.
  5. Seis ofertas de trabajo para periodistas de esa semana. Porque en octubre decidimos recopilar semanalmente ofertas de trabajo para ayudar a los periodistas a encontrar empleo y desde entonces lo hemos hecho cada semana (con alguna excepción).
  6. ¿Debe la publicidad controlar los contenidos? Porque reflexionamos sobre el fenómeno de la Noria yendo un poco más allá y los usuarios tuvieron a bien llevar esto a portada de Menéame.
  7. Las dos incorrecciones lingüísticas más frecuentes en periodismo. Porque se repiten hasta la saciedad y queremos ayudar a eliminarlas (con escaso éxito).
  8. "Jot Down surge del mal humor que nos provoca cargar con cinco revistas para leer todo lo que nos interesa". Porque fuimos los primeros en entrevistar a los creadores de esta web, que es uno de los proyectos más seguidos por periodistas de los últimos meses.
  9. PressPeople, séptima mejor iniciativa online de 2011. Porque estamos muy orgullosos de ello.
  10. El dudoso periodismo de la cobertura de artistas en promoción. Porque denuncia un periodismo acomodaticio y facilón.